Empecemos el lunes con una poesía

person-731476_1920

Anuncios

Entrevista a Juan Carlos Herranz

MR9
La semana pasada pudisteis leer mi opinión sobre la obra de este escritor. Hoy, para que lo conozcáis mejor tanto a él como a su obra, os traigo una entrevista en la que podréis enteraros de todo sobre este novelista y poeta.

  • ¿Qué fue lo que te impulsó a empezar escribir?

Mi necesidad de plasmar en un folio en blanco todas mis inquietudes ante diversos aspectos de la vida. Considero que siendo un niño, mi discurso y punto de vista se asemejaba con mucho al de una persona adulta a pesar de mi lógica inmadurez. Con apenas trece años escribí una novela manuscrita titulada “La maldición de la esmeralda”.

  • ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración a la hora de escribir?

La vida misma y, en particular, sus injusticias sociales: las injusticias que cometen aquellos mismos fariseos, renegados e hipócritas de tiempos de Jesucristo, que en la actualidad se nos presentan disfrazados de honestidad, corbata o piel de cordero. Lo cortés no quita lo valiente, por lo que también me dejo llevar por el amor, la música y la verdad, que son un mismo lenguaje universal que nos llevará conocer el verdadero significado de la paz.

  • ¿Tienes algún ritual especial a la hora de enfrentarte a la temida hoja en blanco?

El poder de la palabra es muy peligroso, especialmente en manos suicidas que no temen arder en el infierno. Por suerte tengo muy clara mi filosofía de vida, y como mis pretensiones personales y profesionales no persiguen enriquecimiento material, encuentro esa primera hoja en blanco como una incondicional amiga que me ayuda a mostrar al lector que la humanidad obsesionada con el poder no llegará a ningún lugar salvo a su perdición. En definitiva, que no practico ningún ritual. Lo que sí necesito para escribir es conectar mi cielo con mi tierra, mi propio yo con la inspiración que me llega del universo, y para eso me refugio en la soledad y el sonido del mar.

  • Sé que estás implicado en programas de radio, ¿cómo influye tu faceta de escritor a la hora de realizar los programas si es que influye? ¿O tal vez es la radio la que influye en tu escritura?

He tenido la suerte de trabajar con grandes nombres del mundo radiofónico. En la actualidad no trabajo en radio pero sí te puedo confirmar que cimenté mi trayectoria literaria a través de las experiencias que disfruté sentado junto al micrófono y frente a cientos de personas que me abrieron caminos maravillosos, que modelaron mi manera de comunicar mis sentimientos. La radio me brindó la oportunidad de conocer el lado menos agradable de la vida: maltrato, droga, prostitución, inmigración, bandas urbanas, problemas intergeneracionales, xenofobia, homofobia, racismo… Llegó un momento de meditación en mi vida y tomé la decisión de dar un giro de 180º a mi existencia. En pleno apogeo radiofónico decidí plasmar las palabras de las ondas al papel. Lo que más me ha aportado mi paso por diferentes programas de radio, ha sido la fuerza in crescendo con la que defiendo los problemas sociales actuales. Tolerancia 0 para la injusticia social. Siempre lo puedo decir o escribir más alto o con mayúscula, pero nunca más claro y con más firmeza. El mundo no está para tonterías y sí para revisiones jurídicas que ponga a cada uno en su lugar.

  • Por lo que he podido ver eres más novelista que poeta ¿Qué fue lo que te llevó a escribir el poemario “Reflejos del alma”?

Ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. Disfruto mucho siendo la mosca cojonera que cuando tiene que molestar lo hace sin la menor duda, pero los “malos” también tenemos corazón y nos viene bien refugiarnos en ese amor que es la única medicina que puede curar un mundo enfermo como el nuestro. La mayor parte de mi obra está contenida en novela, relato, biografía y diálogo. “Reflejos del alma” llegó en un momento de mi vida en el que necesitaba reencontrarme con mi propio alma, con esa filosofía de vida personal que en pregunta anterior menciono. El éxito profesional que me otorgó la biografía “Love Pop” me desgastó a nivel espiritual y decidí tomar aire compartiendo mis sentimientos más profundos con los lectores y amigos. “Reflejos del alma” supone reafirmarme como ser humano por encima de todo. Siempre alejado de la perfección. Siempre aprendiendo. Siempre compartiendo. Espero ser recordado por mis emociones compartidas antes que por no haber aportado nada a esta difícil realidad que nos ha tocado vivir.

  • ¿Cuál de los poemas te resultó más difícil escribir? ¿Por qué?

Todos los poemas que dan vida propia a “Reflejos del alma” me resultan especiales, emotivos, comparables a las vidas de cualquier otro ser humano. Experimentar con mis vivencias a través del verso libre hizo que derramase bastantes lágrimas mientras escribía el libro. A veces de alegría, otras por desolación, de vez en cuando por impotencia ante tanta injusticia… Conseguí terminar la antología poética después de un difícil ejercicio de exploración interna, espiritual… Y quizá me ayudó mucho, en mis recaídas, la poesía que dediqué a mi segunda madre, mi abuela Ana. Me alegra que el lector se haya sentido identificado con esta obra y, con mucho, que en las presentaciones y recitales que ofrezco por toda España me pidan que comparta “Más bonita que ninguna.” De todas maneras, quisiera resaltar que con “Reflejos del alma”, a pesar de ser un libro tan bonito y emblemático en mi trayectoria literaria, me he despachado muy a gusto a la hora de pedir una revisión jurídica del Código Penal de 2008 para que se endurezcan las penas a los pederastas y se tipifique como delito grave la pederastia. A la hora de conseguir un objetivo, igual que el lobo se disfraza de oveja, el pastor se lo puede comer si existe hambre de esperanza en el estómago. ¡Ojalá todos los abuelos puedan disfrutar de sus nietos como lo hicieran los míos! No existe justificación para creer en la reinserción de asesinos de sueños, cobardes, sucios de mente y vacíos de corazón. Asquerosos despojos humanos, vamos.

  • Me han parecido muy curiosas dos poesías dedicadas a la religión yoruba (Oshún y Elegguá) ¿Qué significan para ti estas dos deidades? ¿Por qué les dedicaste una poesía a cada una?

Desconozco la religión Yoruba aunque la respeto con tolerancia al igual que otros credos. Le dediqué las poesías a la Virgen de la Caridad del Cobre y al Niño de Atocha porque soy creyente en Dios y en mis obras siempre se reflejan tanto el Cielo como la Tierra. Una amiga mía me dijo: “¡Niño que estás escribiendo poesías a Oshún, Elegguá y los Egguns (muertos)!” No sabía a lo que se refería. Entonces me contó acerca de la religión y renombré las poesías en su honor y con todo mi cariño. A mí siempre me gusta romper esquemas y mi amiga cubana me lo permitió hacer con un crecimiento inesperado a nivel espiritual y de conocimiento. Tenemos que ser tolerantes. Existen energúmenos que matan en nombre de Dios, Alá, Yahveh, Jehová… pero ¿estamos locos o qué? ¿Desde cuándo una religión se ha basado en las armas y en asesinar a inocentes? Yo no podría aspirar a descansar en paz, en ninguna religión, con las manos manchadas de sangre.

  • He notado que usas como figura recurrente el agua ¿Qué significado tiene para ti este elemento?

Me gusta estar en contacto con los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire. Mis libros los escribo frente al mar porque para mí el agua responde a mis deseos de llegar al corazón de las personas a través de la palabra. El agua me transmite la sensibilidad que requiero para alcanzar la atención de otros seres humanos y, estoy convencido que este elemento logra, sino amansarlas, sí a que algunas fieras recapacitemos sobre nuestros actos. Me incluyo también porque no soy perfecto ni un Santo. El agua es el elemento purificador que me ayuda a limpiarme desde mi propio interior. Algo así como mirarme a un espejo de vez en cuando antes de mostrar mi firmeza al mundo.

  • Me llamó mucho la atención el poema titulado “Especial”, un poema lleno de rabia y con ganas de venganza ¿Qué fue lo que te llevó a escribir este poema?

Rabia y ganas de venganza no son expresiones que ocupen lugar en mis pensamientos. Intolerancia al maltrato hacia la mujer lo considero más adecuado. Del mismo modo que me deshice en lágrimas al escribir “Más bonita que ninguna” o “Ángela” o “Eterno amor” o “Alguien llama a la puerta”, con “Especial” defiendo el honor de cientos de víctimas de la violencia de género que necesitan una respuesta contundente frente al agresor. Sin miramientos, sin benevolencia, sin posibilidades de reinserción en una sociedad que busca paz y estabilidad. Pero ¿cómo un tío que ha asesinado a su ex mujer delante de sus hijos tiene derecho a volver a ver la luz del sol? No, no y no… Dios dijo que fuésemos buenos, nunca gilipollas.

  • El poema “Cierra las ventanas” es, si no me equivoco, el único del poemario con temática social. ¿Te planteas en el futuro realizar otro poemario pero con versos con más carga de denuncia social?

Juan Carlos Herranz es la denuncia social personificada. Nunca hubiese escrito un libro si no fuese por mis intenciones de anular la violencia establecida entre los seres humanos. “Cierra las ventanas” llama la atención sobre mi posición contraria a la dictadura de Nicolás Maduro como en “De ahora en adelante” hago hincapié en la violencia de género, en “Soy como tú” me posiciono a favor de los Derechos de los colectivos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales –porque Dios dijo: “Amaos los unos a los otros”, en ningún caso citó: “Amar los penes a las vaginas o viceversa”—, o en “Y te pienso” realizo un alegato a favor de la libertad. Lo bonito de “Reflejos del alma” es que es pertenece en todo su esplendor a la persona que lo lee.

  • Ya por último me gustaría que nos hablaras un poco de tus futuros proyectos.

El lector manda y continuaré recorriendo España, Portugal y quizá Latinoamérica con “Reflejos del alma”. El día 1 de junio publiqué con el sello Círculo Rojo la obra “Salto Mortal”. Esta colección de diez relatos es la antítesis de “Reflejos del alma”. Todos tenemos un ángel y un demonio en nuestro interior. En apenas una semana se ha agotado la primera edición. ¿Te atreves a leerlo?

Si queréis más información no dudéis en visitar las siguientes webs:

www.juancarlosherranz.com

www.twitter.com/HerranzJC

Reseña de “Reflejos del alma” de Juan Carlos Herranz

libro-reflejos-alma-42
Obra: Reflejos del alma
Autor: Juan Carlos Herranz
Disponible en: Amazon , Fnac , Casa del libro, paypal, el Corte Inglés.

Cuando más tranquilo estaba
sin pensar en el cariño,
quiso Dios que te quisiera
y te quise con delirio“.

Reflejos del alma, Juan Carlos Herranz

Juan Carlos Herranz es un escritor madrileño comprometido con la sociedad y dispuesto a denunciar injusticias sociales. La voz humana, Tiempo al tiempo o Más es más son los programas radiofónicos desde los que ha defendido sus valores.

Se le considera un autor polifacético que destaca como novelista con novelas como “La flor prometida” (1997), “Renacer” (2002) y “Vuelvo a ti” (2005), pero no podemos olvidar su faceta de poeta con poemarios como “Punto de partida” (2004) y el poemario que a continuación reseñaré “Reflejos del alma” y como biógrafo con “Reflejos de una princesa (1996) y “Love pop” (2012).

Creo que en pocas ocasiones un título acierta tanto con lo que encontramos en su interior. “Reflejos del alma” es un poemario en el que el autor deja ver su alma y llega al corazón del lector golpeándolo con fuerza. Todos y cada uno de los poemas que en este libro están recogidos provocan y evocan sentimientos. En mi opinión arte en estado puro, ese tipo de arte en el que lo importante es sentir, ese arte capaz de llegar al corazón y hacer surgir una sonrisa, una lágrima, una esperanza.

No suelo leer poesía pero cuando la leo me gusta que me mueva y me conmueva y este poemario lo ha conseguido con creces, supongo que por algo fue el ganador del Premio del Círculo Rojo.

Me gustaría comentar alguno de ellos, alguno de los que más me han gustado. El primero de todos y el que se lleva la palma es el dedicado a su abuela. Es un poema lleno de sentimiento con el que me he sentido identificada y he de confesar que alguna lagrimilla asomó a mis ojos mientras lo leía. Precioso.

Me llamó mucho la atención uno llamado “Especial”. Es un poema lleno de rabia, vengativo, que pone los pelos de punta y sobre el que preguntaré al autor porque me ha dejado muy intrigada.

Me ha llamado la atención también que entre toda esta marabunta de sentimientos se colase un poema de temática social, “Cierra las ventanas”, que me ha conmovido mucho porque entre sus líneas se palpa la realidad que con gran maestría Juan Carlos Herranz ha sido capaz de reflejar en sus versos.

Y por último quería comentar otro titulado “El alma nunca muere”, un poema muy romántico que no me canso de leer una y otra vez.

Es un poemario sencillo de leer, sin figuras retóricas retorcidas que te hagan estar devanandote los sesos sobre qué quiere decir el escritor, ni un vocabulario difícil de entender. Eso no quiere decir que no haya que estar atento para captar todos los reflejos del alma de este hermoso poemario. En estos versos el escritor se desnuda y “refleja lo que le dicta el corazón”.

Lo recomiendo encarecidamente, es un poemario que os calará, que os hará volver a sentir qué se siente al enamorarse, al ser traicionado, al perder a alguien y estoy segura de que os llegará al alma tal y como me ha llegado a mí.

Poemas de una adolescente enamorada y una canción desesperada

imagen portada

Hace unos días ya os comenté que iba a recopilar todas las poesías que tenía por ahí y juntarlas en un libro y aquí está.

En él podréis encontrar poemas que escribí en la adolescencia y he añadido algunos dedicados a alguien que es muy especial para mí y que ha hecho que vuelva a escribir poesía, aunque, todo hay que decirlo, prefiero la novela a la poesía, pero total para que estén cogiendo polvo en un cajón prefiero publicarlas.

De momento no está disponible porque aún me tienen que dar el visto bueno pero ya os adelanto que su coste en formato papel será de 4,98€ y la versión digital voy a intentar que sea gratuita o ponerla de alguna forma en que en determinados momentos pueda comprarse gratis 🙂 .

En todo caso aquí os dejo una de las que podréis encontrar dentro del poemario para que abráis boca 😛

XVI

La lluvia cae sobre mí

calando mis ropas

pero el agua no llegará

hasta donde llegó su mirada.

Profunda y oscura,

me sentí desamparada.

Intentó ver dentro de mí,

fue como si me traspasara,

y lo peor es que ahora

no puedo olvidar su mirada.

Entrevista en GetafeVoz

Gema y yo
El pasado miércoles 18 de Septiembre nos hicieron una entrevista en la radio digital GetafeVoz a mi compi Gema y a mí. Me gustaría dar las gracias a Alfonso y a Miguel Ángel por darnos esta oportunidad, no solo de promocionar nuestros libros mediante esta entrevista, sino también por ofrecernos la oportunidad de estar a partir del mes de Octubre haciendo un programa mensual. Aquí os dejo la entrevista para los que no pudieron oírnos en directo.
http://www.ivoox.com/peineta-cultural-18092013-audios-mp3_rf_2369151_1.html

Para aquellos que aún no lo sabíais a partir de Octubre habrá un nuevo espacio en GetafeVoz llamado “Letras encadenadas” donde Gema, José Manuel y yo hablaremos sobre novela, poesía y daremos diversas noticias culturales. Nuestro primer programa será el miércoles 16 de Octubre a las 18:00 horas ¿Os lo vais a perder?

Te regalo una poesía

Bueno como ya viene siendo habitual acabo de subir otra parte de la novela Querido Desconocido a la que si queréis dar una oportunidad lo único que tenéis que hacer es dar arriba donde pone exactamente eso “Querido Desconocido” al final encontraréis los enlaces que os podéis bajar para leer los capítulos tranquilamente.
Hoy me gustaría dejaros una poesía que aparece en la cuarta carta que Amelia le escribe a Gabriel. Espero que os guste:

Cada día hace más frío,
cada noche se hace más oscura,
por los días y noches que no eres mío,
por mi desgraciada y amarga desventura.

Cada día que vivo sin ti,
cada noche que duermo sin tu amor,
la soledad me invade, ruin,
llenándome de un sentimiento desolador.

No sabía que el amor doliera tanto,
no sabía que fuera tan fuerte,
y lo único que ahora hago
es dar rienda suelta a mi llanto.

¿Cómo podré, querido,
olvidarme de ti?
¿Cómo de mis recuerdos
podré borrarte al fin?

Mi vida es como la de aquel pajarillo
que un día voló libre
y ahora está preso en una jaula,
llorando sus penas a la madre Luna
cantando sus tristes melodías.

Tal vez un día ese pajarillo vuele libre,
pero el dolor será ya tan fuerte
que ya nunca podrá irse.

¡Pasad un buen fin de semana!